¿Cómo empezar el curso?

Comienza un nuevo curso, este año más que nunca NUEVO, diferente, un curso para reinventarse, una catarsis para hacer distancia, separarse de lo que no sirve y acercarse a lo que suma y ya sabíamos hacer bien. ¿Qué puede significar esto? pensemos pues de qué alejarnos y a qué acercarnos.

Para l@s profes, en el claustro, con el objetivo de mantener un buen ambiente de trabajo, con un clima optimista y motivador será necesario separarse de los pensamientos agorer@s que no disfrutan ni viven el presente, por ver solo oscuridad en el futuro. Ayudarse, CUIDARSE, unos a /otr@s a levantarse en los momentos, que los habrá seguro, de cansancio, debilidad y desfallecimiento.

Será importante ser creativos en las adaptaciones metodológicas en el aula. En esta situación rara, debemos favorecer las interacciones entre el alumnado, habrá que pensar el modo de trabajar de forma cooperativa sin poner en riesgo la salud. Separarse de los afines a lineas educativas pasadas, que pondrán en cuarentena métodos que estaban conquistando los espacios de aprendizaje y que son absolutamente necesarios para la transformación educativa.

Otro frente será, cuestionarse cuál es la mejor manera de incluir las nuevas tecnologías, qué aplicaciones y herramientas empleamos. Separarse de la totalidad de que por ser tecnológico es bueno para el aprendizaje del alumnado. No siempre, hay que estudiar el tiempo, la forma y si sirve o no para nuestros objetivos didácticos.

En lo mediático tendremos que ser comprensiv@s con la complejidad y no estar en la continua queja, sobre lo que no tiene remedio y no esta en nuestras manos. Separarse de caer en la discusion partidista viral del día y momento. Salas de profes con pensamiento positivo, pro-activas y motivadas, que no se dejen caer en la fatalidad inoculada por los medios de comunicación.

Para las familias, se exige responsabilidad, comprensión y acompañamiento. Esto significa remar todos a una. Intentar empatizar y ser comprensivos con dicha complejidad poco abarcable. Separarse de los chats tóxicos y de las quejas infundadas. De las personas incapaces de digerir y gestionar sus miedos, que además lo generan y trasmiten a los demás. El equilibrio puede estar en trasmitir serenidad y la corresponabilidad, tanto a los hijos/as como a las familias cercanas.

Este sera un curso, espero que solo uno, de incertidumbre y cambios, habrá que adaptarse, pero sobre todo habrá que seguir haciendo lo importante. EDUCAR. Dar ejemplo, confianza, cariño, ¿Cómo? con creatividad y mucha tranquilidad.

Aprovechemos esta oportunidad para ser mejores.

Muchas Suerte, y Feliz Curso 20/21

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s